El Camino

 

Democracia es un camino, todos lo dicen. Simple. Proceso, como si fuera una serie de eventos ligados por el sentido humano, por la experiencia de la sociedad. Cuando uno llega por coche o avion a Santiago puede ver una linda catedral, una villa antigua cuyos caminos tortuosos hacen que cualquiera se pierda, pero lo que no se puede sentir asi en Santiago son los sacrificios del Camino.

 

El Camino de Santiago fue forjado en el siglo IX por peregrinos que salian de su casa para ver los restos mortales de unos de los apostolos de Cristo, Santiago.  ¿Donde comienza? De donde salian los viajantes. Algunos salian de lejos, muy lejos, caminaban por meses y meses para ver la catedral, el profeta y volver a su casa. Hoy, el sentido espiritual no esta solo para los cristianos, sino para todos los que quieren una experiencia valida.

 

Tal vez tu proximo paso sea el primero, tal vez los planes solo te toquen en dos años o capaz nunca te llegue la voluntad. Pero a quien le llega, la gana es imediata. Los pasos no construyen el camino, pueden hacer del punto A para el punto B, pero así como sumando los días de una vida no se la puede explicar, el camino son las lagrimas, las dudas y la fe.

 

Así también es la democracia. Quien la explica en normas o en experiencias no entiende todo el valor que esta intrínseco a la idea. Para explicar lo que queremos de los sistemas democraticos, tenemos que materializar todas las alegrías y frustaciones, miedos y  que llevan el proceso democratico a ser el mas encantador de todos.