Objetivo: El Ser Humano.

Todos estamos pasando por una etapa de transición que es la de estar terminando nuestros estudios para entrar en un camino todavía desconocido que tiene un norte seguro: el  de servir a la sociedad. Los rumbos que allí nos llevan son inciertos e inexplorados y por tanto nos generan incertidumbres. El común puede elegir sondear lo conocido, buscar un empleo con fines meramente salariales y personales, otros pueden arriesgarse, y ceder parte de su interés personal por servir a otros.  En esta apuesta por el riesgo podemos enfrentarnos con errores, lo importante es entender que se trata de acontecimientos que no deben ser elevados a la sensación de fracaso.

                Nosotros elegimos el segundo, pero debemos recordar que la principal motivación para una vida de servicio es el ser humano, es este el centro de nuestra inspiración, lo que nos motiva a seguir adelante. Que en este avance continuo no perdamos de vista el núcleo de nuestra labor, los valores de humildad, trabajo en equipo y solidaridad. No existen fórmulas mágicas que podamos imponer desde afuera a una realidad, sino que la apuesta está en sumergirse en ella para que en un proceso recíproco y constante de aprendizaje podamos transformarla.