El servidor público y su compromiso con el bien común

See video

Las personas se enfrentan a disyuntivas y tienen que hacer sacrificios

(Steve Jobs)

 

Como servidores públicos en formación, es probable que de vuelta a nuestros países quizás muchos tengamos ofertas que hagan nuestro futuro más simple y cómodo. El ámbito privado y el trabajo fuera del servicio público pueden tentarnos a un futuro muchas veces más interesante.

Sin embargo, tal como afirmó el Gerente General de Apple, a la hora de tomar decisiones no siempre el camino más fácil es el mejor. Muchas veces siguiendo nuestro instinto debemos elegir senderos que nos llenen como personas. En nuestro caso este camino sería el servicio público, es decir…

…cuando alguien está consciente de lo que sucede a su alrededor y es capaz de negarse a sí mismo muchas cosas por servir a sus semejantes y transformar el entorno en el que vive. Sin duda es una de las profesiones más nobles que hay, y que además trae consigo grandes satisfacciones. Pero en vista de las repercusiones que la vida abocada a ayudar a otros pueda tener en nuestra propia vida, es normal que existan dudas en cuanto a las implicaciones que esto puede tener en la vida personal y familiar de quienes elijan esta vocación:  

·         El servicio público muchas veces implica correr el riesgo de experimentar el fracaso en el camino.

·         Servir a la comunidad desde el ámbito público en ocasiones significa renunciar a la comodidad de una profesión rentable.

·         Integrar el ámbito del sector público puede arriesgar la seguridad no únicamente del servidor sino de su familia y entorno cercano.

·         Un servidor público puede ver truncado su desarrollo personal por enfocar todo su tiempo y energía en sus labores. Y la frustración generada por esta falta de desarrollo se puede ver reflejada en un servicio ineficiente.

·         La corrupción vigente en el entorno crea decepción en quien quiera incursionar en el ámbito público, ya que varios ejemplos han demostrado que lamentablemente el poder corrompe.

·         La desconfianza que tiene la gente en las instituciones públicas, especialmente en el ámbito político, hace que esta área no sea la ideal para desarrollarse laboralmente.